Reflexión De El Saco De Plumas

Reflexión De El Saco De Plumas – Mariano Osorio

Esta Reflexión De El saco de plumas habla sobre cuantas veces hacemos daño a propósito o sin fijarnos  y no vemos la dimensión del daño hasta que ya es muy tarde, el mensaje de este vídeo nos hace reflexionar en el perjuicio que podemos llegar a hacer a los demás y lo difícil que resulta corregirlo, por habernos dejado llevar por emociones negativas.

La envidia, el rencor, el odio y el coraje entre otras, son emociones negativas que si no las controlamos, nos perjudican y nos lastiman, esas emociones provocan acciones negativas en quien las siente y el dejarse llevar por ellas solo provoca destrucción y daño a si mismo.

La persona que es objeto de estas emociones no es culpable de nada y aparentemente solo recibe el daño por ejemplo cuando se le tiene envidia, pero no es así. Todo lo que hacemos se nos regresa y las envidias o actos negativos que cometamos contras otros, nos regresaran aumentados.

Reflexión De El Saco De Plumas

Los malos deseos hacia otra persona podrán herirla de cierta forma, pero la persona que emite estas emociones  es la que más daño se hace por permitirse albergar esas emociones que no le benefician en nada y solo se daña a si misma ya que las emociones negativas alteran el organismo convirtiéndose en enfermedades.

Entre más poder se le de a las emociones negativas más perjudicaran a quien las emite; así que, no permitas que esas emociones te dominen, porque solo te acarrearan problemas a ti y tendrás problemas con las personas objeto de esas emociones.

Y…cuando venga el arrepentimiento, tal vez sea demasiado tarde para solucionar el problema…solo ve este vídeo de el saco de plumas y reflexiona…

.
Así que…no hay que echarle más piedras al costal que cargamos, hay que quitarle las que más podamos y las más pesadas para caminar más ligeros y con mejor animo…¿que te pareció esta reflexión de el saco de plumas?

Summary
Review Date
Reviewed Item
Reflexión De El Saco De Plumas
Author Rating
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *