La Rutina Paraliza

La Rutina Paraliza y Destruye Sueños…

¿Realmente la rutina paraliza?, ¿Qué es la rutina?, es un acto repetitivo que uno hace ya sea para hacer ejercicio o por costumbre.

A lo que me voy a referir en este artículo “La rutina paraliza” es a la segunda definición, hacer las cosas por costumbre, cuantas veces al levantarnos seguimos un cierto patrón de acciones en forma automática, todavía medio dormidos hacemos las cosas sin darnos cuenta ya que lo hemos hecho tantas veces que las acciones son ya inconscientes.

La rutina paraliza

De la cama al baño y de regreso a la habitación ya sea para cambiarnos después de habernos bañado o no y preparar algo rápido para desayunar e irnos al trabajo. Cada quien tendrá su propia rutina mañanera de cada día.

Cuantas veces también sucede que cuando anda alguien borracho llega a su casa y no supo ni como, eso es andar en piloto automático al 100% y aunque no es una rutina, el inconsciente ya sabe cómo llegar a su casa.

Cuando ya se llevan varios años en un trabajo hay muchas cosas que se hacen por rutina como comentaba anteriormente desde que nos despertamos hasta que llegamos al trabajo y de vuelta a casa, cada día hacemos algo rutinariamente estemos conscientes de eso o no.

La rutina paraliza

El Hastío De La Rutina

Y aquí es a donde quiero llegar, al hastío de la rutina diaria, a menos que te guste y ames lo que haces; La rutina paraliza y será un hastío y una forma de desperdiciar la vida día tras día, hora tras hora, esclavizados a un trabajo que la mayoría de las veces lo hacemos por ganar un dinero que a final de cuentas no nos rendirá lo suficiente.

Y tarde que temprano empezamos a renegar de la vida que estamos viviendo inmersos en nuestra rutina que nosotros mismos hemos creado ya que no hemos sido capaces de mejorar la situación o simplemente nos conformamos con lo que estamos viviendo y no queremos dejar la seguridad de un sueldo seguro por ir en busca de oportunidades que nos den otra forma de vida y que nos exigen más de nosotros mismos y al pensar en eso nos da miedo y preferimos no salir de nuestra zona de confort.

La rutina paraliza

La rutina al no gustarnos y seguir haciéndola lleva consigo un temor, el cual nos impide ir en busca de nuestros sueños; Ese temor nos bloquea y es el causante de que sigamos esclavizados a una vida que aunque no nos guste, la soportamos porque creemos que ese es nuestro destino y así lo tenemos que vivir.

Pero cuán lejos estamos de la realidad al pensar así ya que nosotros mismos nos forjamos el destino que queremos, tenemos el poder de decidir lo que queremos hacer con nuestra vida y lo que no; pero mientras sigamos teniendo miedo a volar libremente no seremos capaces de disfrutar la vida de diferente manera.

La rutina paraliza

La rutina nos esclaviza, nos paraliza y nos pone grilletes y mientras no despertemos de ese sueño en el que creemos estar seguros aunque no nos guste, no seremos capaces de volar con nuestras propias alas. Nosotros mismos nos las cortamos pero tenemos la capacidad y el coraje de volar si así nos lo proponemos.

Despliega tus alas y vuela libre, no permitas que la rutina te atrape y te impida volar y conocer el cielo, en ti está el volar libre o seguir encadenado a tus propias cadenas mentales que si no te das cuenta de que están ahí y te están perjudicando, no serás capaz de eliminarlas y cambiar tu vida para siempre.

No Lo Permitas

No permitas que la rutina sea tu forma de vida, no dejes que tus ilusiones se esfumen, no permitas que tu propia mente te esclavice, tú tienes el poder de cambiar y de decidir lo que quieres hacer de tu vida, demuéstrate a ti mismo(a) de lo que eres capaz, ponte retos, empieza por algunos pequeños y ve creciéndolos conforme vayas cumpliendo cada reto.

La rutina paraliza

De esa forma te estarás superando a ti mismo(a) en cada uno y estarás preparándote para cosas cada vez más grandes y mejores y sobre todo iras dejando huella y ejemplo de lo que has hecho y has logrado.

Anímate y rétate a mejorar cada día y ser un ejemplo para los que vienen detrás y te están observando, no permitas que la rutina te atrape, hay tantas cosas por hacer y por ser, no te duermas que la vida se pasa en un suspiro y luego nos arrepentimos de lo que no hicimos.

Ponte metas cada semana y ve dando pasitos firmes cada día, aprende a liberarte de tus propias cadenas y enséñale a los demás a hacer lo mismo, es un ejemplo viviente de lo que quieres ser y estas logrando y olvídate de la rutina destructiva y crea hábitos constructivos que te hagan ser lo que siempre has querido…

La rutina paraliza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *